miércoles, 22 de enero de 2014

Experiencias en Psicomotricidad: revisión de una formación en psicomotricidad

Nuestra siguiente experiencia viene desde Concepción. Karina Villegas, Kinesióloga de profesión, nos envía su experiencia de formación y practica en el área de la psicomotricidad.


UNA EXPERIENCIA DE FORMACIÓN EN PSICOMOTRICIDAD:


Al enfrentar un nuevo desafío de trabajo y aprendizaje, aparecen las incertidumbres y dudas respecto a lograr alcanzar un buen desempeño, sin embargo, todo se hace más fácil, cuando se descubre que además de la satisfacción del trabajo bien hecho, aparece la emoción del gusto por lo que se hace y aún más, aparece el empoderamiento de que lo que se realiza en la práctica laboral es un aporte al desarrollo del área y comprometerse con la responsabilidad social que cada uno de los profesionales tenemos al hacernos cargos de la problemática que afectan el área laboral en el cual nos desarrollamos.
La Psicomotricidad ha sido un camino de aprendizaje constante, dónde no sólo se aprende lo teórico, sino además lo vivencial y por sobre todo la vivencia personal del trabajo corporal que permite entender y enfrentar desde otra perspectiva éstas temáticas. En éste corto andar, puedo mencionar dos hitos importantes, la primera tiene que ver con el viaje que realizamos a Montevideo, con un grupo de compañeras del Diplomado de Psicomotricidad de CICEP, dónde tuve la oportunidad de realizar una pasantía por el Jardín Infantil Enriqueta Comte Riqué, ahí conocí su funcionamiento y por sobre todo experimenté una mezcla de emociones, entre ellas ansiedad, nerviosismo, alegría, motivación, etc. al tener la posibilidad de estar  junto a alumnas de la carrera de Psicomotricidad, de la Universidad de la Republica, aprendiendo de una sesión de Psicomotricidad del Jardín. En esta instancia me dí cuenta de que mi formación no está lejos de la que realizan en Montevideo, lo cual me seguriza enormemente para enfrentar mi práctica profesional, la satisfacción que se siente al confirmar esto hace que se reafirme el compromiso con el desempeño de la Psicomotricidad.

En segundo lugar, lugar puedo mencionar la experiencia de transmitir,  a un grupo de alumnos que están formándose en una profesión que está lejos de conocer a cabalidad lo que es Psicomotricidad, lo que he aprendido en este caminar de conocimientos y vivencias. Es complejo lograr en corto tiempo transmitir todas las aristas de nuestra práctica laboral, en la cual se enlazan conocimiento teóricos, la riqueza de la práctica profesional, la vivencia corporal personal, la actualidad en Salud y en Educación. Lo anterior, hizo que al momento de enfrentarme a esta situación sólo debía entregar una pequeña reseña de mi trabajo a través de imágenes, videos y actualidad, con el fin de sólo establecer dudas en los asistentes a la Jornada.  Cabe mencionar, que en ese preciso momento en el cual uno comienza a exponer, concientizo la responsabilidad de ser la “cara de la Psicomotricidad” en ese momento, frente a esos estudiantes y por tanto me hace esmerarme al máximo para entregar lo mejor de mí y así contribuir con un granito de arena a difundir el trabajo, esfuerzo y amor que todos los psicomotricistas que conozco compartimos por nuestra practica laboral. Una vez finalizada la Jornada, varios alumnos se acercan a preguntar más sobre la temática y la mayor satisfacción fue descubrir que despertó en ellos la curiosidad por ésta área, por tanto mi función en ese momento fue cumplida…


Karina Villegas.
Kinesiologa.
Diplomada en Psicomotricidad Educativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario